fbpx

Can foreigners buy property in the Dominican Republic?

The Dominican Republic is considered one of the best  places in the Caribbean region to both visit and invest in.  Its  beautiful climate and beaches, friendly and hard working people and its striving and stable economy, make the Dominican Republic an ideal country to invest in both residential and commercial property.

There are no restrictions for foreigners on buying property in the Dominican Republic. The only requirement for ownership is that the Title Registry Offices keep a record of all purchases made by foreigners for statistical purposes.

Another advantage of buying a property in the Dominican Republic is the fact that prices per square meters aren’t as high as they are in the United States for instance, however  you get in return the same quality  one would receive  in other developed countries.

 

Pueden los extranjeros comprar una propiedad en la República Dominicana?

La República Dominicana es considerada uno de los mejores lugares en la región del Caribe para visitar e invertir.  Su hermoso clima y playas, su gente amable y trabajadora y su economía pujante y estable  hacen de la República Dominicana un país ideal para invertir tanto en propiedades residenciales como comerciales. .

No existen restricciones para los extranjeros en la compra de propiedades en la República Dominicana.  El único requisito para la adquisición de una propiedad es que las Oficinas de Registro de Títulos mantengan un registro de todas las compras realizadas por extranjeros con fines estadísticos. Otra ventaja de comprar una propiedad en República Dominicana es el hecho de que los precios por metro cuadrado no son tan altos como en los Estados Unidos por ejemplo, sin embargo, obtienes a cambio la misma calidad que recibirías en otros países desarrollados.

Siguiente publicación

HIGUEY: Una joya entre dos destinos.

Únete a la discusión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparar listados

Comparar